La música religiosa y profana de la Edad Media

Minnesänger

La música religiosa y profana de la Edad Media

La Música Religiosa de la Edad Media:

El Canto gregoriano (llamado así en honor al papa Gregorio Magno) es uno de los fenómenos musicales más importantes de la Edad media (siglos IV al XIV aprox.).

En esta época donde, tras la aceptación del Cristianismo con el Edicto de Milán en 313, lo religioso lo impregna todo, el gregoriano se manifiesta como la música de uno de los estamentos sociales (el clero) que componen su entramado social, el llamado feudalismo.

El Canto Gregoriano es el vehículo de la oración comunitaria cristiana y en él convergen formas de canto de los seis primeros siglos de Cristianismo, desde la época de las catacumbas hasta la época en que fue recopilado, organizado y legislado por el mencionado Papa que apareció sobre el siglo VII.

El C.G. es una consecuencia de la confluencia de la música greco-romana y la judía…

Así, Gregorio Magno (540-604) organiza la música que los cristianos cantaban desde hacía varios siglos y recoge sus melodías. Por este motivo, la tradición le considera como su creador.

Características:

  • Canto oficial de la Iglesia Romana.
  • Se canta en latín con largas vocalizaciones en general.
  • Su ritmo es libre y uniforme. Se desliza suavemente, sin asperezas.
  • Es monódico ( los monjes cantan una única melodía a la vez) y “a capella” (sin instrumentos, solo voces).
  • Se escribe en tetragrama.
  • Es una música que siempre se encuentra unida a un texto religioso.
  • Se trata de una música sobria, equilibrada, religiosa, un arte que lleva al oyente y al cantor a una especie de “yoga espiritual”.
  • Es anónimo.

La música profana de la Edad Media:

Si el gregoriano es la expresión musical del clero, la música de los trovadores comienza siendo la expresión musical de la nobleza y termina siendo también, a finales de la Edad Media, la de una nueva clase social que viene a sumarse a las de clero, nobleza y siervos: la burguesía. Con ellos la música pasa de la Iglesia a la Corte o al castillo.

Paralelamente a la música religiosa, se desarrolló otro tipo de música no eclesiástica que ensalzaba el culto a lo caballeresco y a la mujer. La interpretaban los trovadores y los juglares,   poetas-músicos, de condición modesta sobre todo los juglares, que igual actuaban en ferias y fiestas religiosas que en la Corte; a veces, unían a la interpretación vocal o instrumental actuaciones de malabarista y equilibrista.

Un trovador es un cantautor de la Edad Media, normalmente de clase alta, que compone canciones de amor. Este sentimiento se relaciona a menudo con la llegada de la primavera. A veces tratan otros temas, como la sátira o incluso la religión, pero predomina un sentido del amor que se expresa como una devoción y sumisión absoluta a la dama que es considerada por el trovador como su señora.

El movimiento trovadoresco, fruto del espíritu caballeresco y del culto a la mujer, nació a finales del siglo IX en la Provenza francesa. Su época de florecimiento se sitúa entre el siglo XI y finales del XIII; los trovadores empleaban la lengua provenzal. Se han conservado unos 2600 textos poéticos y 264 melodías incluidas en ellos.

Con sólo medio siglo de diferencia se produce un movimiento similar en el centro y norte de Francia: el de los troveros que, sobre todo al principio, se diferencian muy pocos de los trovadores. Emplean la lengua francesa y terminarán también medio siglo más tarde que ellos.

 Características:

  • Ritmo más marcado y más variado que el del Gregoriano, dependiendo en gran parte del contenido intelectual del texto: triste, alegre, amoroso o guerrero.
  • Se acompañan normalmente de instrumentos musicales como arpas, laúdes o instrumentos de percusión para marcar el ritmo. Muchos de ellos eran de procedencia árabe como podemos ver en las miniaturas que adornan las Cantigas.
  • Crean tipos de danzas como el Rondeau, la pastoral y otras muchas.
  • Melódicamente, las canciones de los trovadores se parecen a menudo al gregoriano, aunque otras incorporan elementos y rasgos procedentes de la música popular e incluso de la canción de Al-Andalus.
  • Las canciones trovadorescas se extendieron especialmente por Italia, Alemania y norte de España.
  • Se canta en las nacientes lenguas vulgares como el francés, gallego, castellano…
  • A la canción profana se le llama cantiga: Alfonso X el Sabio, rey de Castilla y León y muy relacionado con el Camino de Santiago, compuso las Cantigas de Santa María y Martín Códax, trovador gallego del siglo XIII, es autor de las siete Cantigas de Amigo, que se conservan y que son el único ejemplar europeo de canciones cantadas por la enamorada.

En el desarrollo histórico de esta música fueron especialmente importantes Guillermo IX, duque de Aquitania, Marcabrú, Bernart de Ventadorn, … Merece un lugar muy especial dentro de este contexto el músico Adam de Halle, conocido como “el jorobado de Arrás” que fue el autor de el “Jeu de Robin et Marion”, considerado como el predecesor de la “ópera cómica”.

En cuanto a la organología empleada en la Edad media, aquí os dejo un resumen de los instrumentos medievales más representativos:

CUERDA:

  • GOLPEADAS: Tympanon (deriva de la cítara, pero con cuerdas golpeadas) y clavicordio (siglo XV, ya en los albores del Renacimiento).
  • FROTADAS: Crota (especie de cítara), viela de rueda , zanfona, rebec o rabel (viejas de 2 ó 3 cuerdas usadas sobre todo por los juglares).

 

 

 

 

 

 

Laúd medieval y órgano portativo o de mesa

 

VIENTO:

  • FLAUTAS: Traveseras (pífanos) y rectas o de pico (zampoñas
  • DE LENGÜETA DOBLE: Caramillo y chirimía (parecidos al oboe), cornamusa o mussette (gaita), dulzaina, cromorno…
  • METAL: Corneta, serpentón, olifante (parecido al colmillo de elefante, sacabuche (especie de trombón)…
  • ÓRGANO: Portátil (siglos XI- XIII), positivo con teclados (sigloXIII) y de pedales (siglo XIV)

PERCUSIÓN:

  • Nacarios (timbales), címbalos (platillos), bedón (especie de bombo), triángulo, juego de campanas, etc.

 

Arquitectura Medieval

Arte Románico (s. XI – XIII) : A partir del año 1000 se produjo en Europa –y especialmente en Alemania, Francia y España- la eclosión del arte románico. En las formas arquitectónicas se hicieron innovaciones centradas en torno a la vida monástica, lo que dio lugar a la construcción de numerosos monasterios y catedrales. Este arte se identifica con la religiosidad del Canto Gregoriano.

Arte Gótico (s. XIII – fin. s. XV) : Fue un arte originado en Francia y que se extendió después por otros países. El gótico fue el resultado de la evolución de las técnicas de construcción, como la aparición del arco apuntado, y del desarrollo de una cultura urbana, cuya principal representación era la catedral, construcción de carácter religioso pero también símbolo de la prosperidad de la urbe.

 

Etiquetas:,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: