James Rhodes en el festival Terral de Málaga

James Rhodes es un pianista que se ha hecho muy conocido últimamente por haber escrito un libro sobre sus memorias y las traumáticas experiencias que sufrió en su niñez. Pero Rhodes no es un pianista más. Si leéis sus libros y escucháis, o mejor, véis sus interpretaciones, os daréis cuenta de que su actitud no es ni mucho menos la del “intérprete clásico” a la que estamos acostumbrados. Su manera de ver la música clásica es la misma que tendría ante cualquier otro tipo de música, nada de estereotipos como el que se trata de un tipo de música para mayores, gente de conservatorio o gente rara… James Rhodes vive la música clásica con la intensidad y el subidón que nos produce cualquier buena canción de otro estilo.

Cuando escribí este invierno esta entrada, os dejé su interpretación al piano de la versión para clave que hizo el gran Bach  del concierto para oboe de Marcello, aunque os insistí en que si queríais ver, y no solo escuchar una auténtica “master class” de música clásica en directo,  debíais visitar algún vídeo donde explique lo que está interpretando.  

Pues bien, anoche James Rhodes fue el encargado de cerrar el Festival Terral de Málaga y,  con el teatro Cervantes prácticamente lleno,  pudimos asistir a una maravillosa saturación de notas, de escalas y sucesiones de acordes imposibles, pero sobre todo, fuimos testigos de cómo la música cura, de cómo la música te hace más feliz, de cómo ese piano (según él mismo nos confesó, si no lo entendí mal, de 170.000 €) llenaba de sonido el teatro y a la vez lo enmudecía. 

    El programa no se conocía. Rhodes nos lo fue descubriendo a medida que iba presentando su selección, aunque ya sabíamos que no iba a faltar Bach (la primera obra que interpretó de este autor fue la 1ª Partita BWV 825). Hubo momentos muy emotivos, como cuando presentó la Balada nº 4 en Fa m Op. 52 de Chopin, romanticismo en estado puro. Y luego Bach otra vez, como él mismo dijo, “el comienzo y el final de todo”… y los bises… maravillosos.

No os voy a desgranar el contenido del programa, no hace falta, eso es lo bueno. Él os lo explicará con un acento británico bastante asequible -aunque está aprendiendo castellano “despacito”, como él mismo nos cantó (sí, cantó) desde que se mudó a vivir a Madrid-.

Al igual que en la noche de los libros, cuando vino a La Térmica, volvió a ser amabilísimo en el trato con la gente (sí, lo sé, me volvió a firmar el mismo libro, qué más da :D) 

 

El último de los bises: la preciosa versión BWV 974 del Adagio del Concierto para oboe de de Alessandro Marcello, el vídeo que dejé hace meses.

 

 

 

 

Yo Yo Ma & Bobby McFerrin

Aunque este vídeo tiene unos añitos, os dejo esta joya: el violonchelista Yo Yo Ma con el cantante y director de orquesta Bobby McFerrin. Les acompañan el violinista Mark O´Connor y el contrabajista Edgar Meyer, espléndidos también.

El autor de canciones tan famosas como “Don´t worry, be happy” es conocido por el amplio rango vocal que posee (unas cuatro octavas) y también por los efectos de sonido que consigue con su voz y la percusión corporal (una especie de efecto de bajo overdrive cantando y golpeando a la vez su pecho), además de un montón de registros vocales.

De Yo Yo Ma qué se puede decir… Disfrutad de su virtuosismo al chelo: fijaos cómo se van pasando el cantante y el violonchelo la melodía principal y cómo hacen uso los tres instrumentistas de cuerda frotada del pizzicato.

Hush little baby … 

Escuchando esto se puede ser un poco más feliz.

 

Paloma Friedhoff, la soprano que triunfa en internet

Gracias a la recomendación de un amigo, y aprovechando que estamos viendo el tema de la clasificación de las voces, os dejo unos vídeos de Paloma Friedhoff.

Paloma Friedhoff es una una joven soprano del Coro Nacional que triunfa en Internet gracias a su facilidad para combinar varios estilos. De lo más sinfónico a lo más moderno, Paloma versiona diferentes canciones. Ha ganado un montón de premios y da recitales en los mejores auditorios. Utilizando la aplicación A capella Maker para Android, se ha convertido en una youtuber de lo más visitada, pues ella sola hace todas las voces y armonías que suenan en sus versiones. Hoy ha sido entrevistada por Martín Llade en Sinfonía de la Mañana de Radio Clásica. Podéis escuchar la entrevista (y la historia de hoy sobre el violín de Jan Sibelius) en la web de Radio Clásica (página principal, links) 

Seguro que notáis su formación clásica por cómo puede impostar la voz. Pero Paloma hace versiones de muchos estilos de música, no sólo ópera. Aquí tenéis una versión de una canción de Lori Meyers:  

Y aquí del “I ain´t your mama” de Jennifer López:

El misterio de Mozart

Muchas veces habéis preguntado cómo fue realmente la muerte de Mozart o qué pasó con su cuerpo… Este interesante documental que pusieron en La noche temática de la 2 lo explica con gran rigor, haciendo un recorrido por su vida y explicando cómo se llegó a obtener toda la información de la que hoy disponemos sobre este asunto. 

Manganas Garden. Allow Summer

En el tema de  música y publicidad  hablábamos de un fenómeno que se producía bastante a menudo en los últimos tiempos y que consistía en que una canción o su intérprete se hacían famosos porque sonaban en algún anuncio o aplicación. Aquí os dejo un ejemplo: la canción Allow Summer se usó en una aplicación de la cámara GoPro y a partir de ahí, el grupo que la interpreta… Espero que os guste, las guitarras suenan muy bien.

Efecto Doppler

Aquí os dejo unos vídeos con la explicación del efecto Doppler: La frecuencia de una onda sonora aumenta o disminuye cuando la fuente que la produce y la persona que la capta se alejan la una de la otra o se aproximan. Ese efecto se puede apreciar cuando oímos acercarse la sirena de una ambulancia en movimiento…

 

Ahora veremos una parte del episodio de Big Bang Theory donde Sheldon se disfraza de efecto Doppler