Autor del archivo

Web recomendada de partituras para flauta

Aunque en los links de la página principal ya aparece esta web , os dejo también aquí el enlace para que echéis un vistazo a todas las partituras que tienen disponibles, que son muchas. Están muy bien organizadas por autores, dificultad, género musical… y además podéis escucharlas porque las partituras son interactivas!  Ya me contaréis. 

La flauta dulce

Cosas que los nietos deberían saber. Mark Oliver Everett

 

Este libro podría clasificarse como autobiografía, pero, como le sucede a «Instrumental», también es mucho más.

Mark Oliver Everett, cantante del grupo Eels, nos cuenta su vida, nos habla de su familia, de su pasión por la música…pero también  de los desgraciados hechos que fueron siempre acompañándolo desde que era adolescente. Es un libro que se lee del tirón, vibrante, lleno de anécdotas, historias y reconciliaciones. Si ya conocéis su música, enhorabuena, y si no…¡aún estáis a tiempo! Editado en Blackie Books.

Zentralfriedof

Os iré dejando artículos, curiosidades que tengan que ver con los temas que estamos viendo en clase. Cuando hablamos del Clasicismo, de Mozart, de Beethoven… es imposible que yo no haga referencia a la ciudad donde murieron, Viena, y al cementerio donde muchos músicos fueron enterrados.

Zentralfriedof es el cementerio más grande de la capital de Austria pues alberga cerca de 2,5 millones de tumbas y cubre una superficie de más de 2,5 kilómetros cuadrados. Fue inaugurado en 1874.  Se encuentra ubicado en la zona sur de Viena, en el barrio de Simmering,  en los números 230-244 al 1110 de la calle Simmeringer Hauptstraße.

Toca el piano. James Rhodes

«Interpreta a Bach en seis semanas». Ese es el reto.

¿Es eso posible sin saber nada de música? Bueno, hay que decir que la obra que nos propone Rhodes es el Preludio nº 1 en Do M BWV 846 y que si le ponemos empeño y hacemos caso de todas sus indicaciones, yo creo que, efectivamente, se puede tocar esa obra. Ahora bien, como dice el propio autor, «esa obra», no otra…;)

Es un libro curioso, está bien explicado y, sobre todo y lo que más me gusta, es otro empujón hacia la democratización de la música clásica como algo para la gente normal y corriente, nada de estirados o raros. El libro viene con una partiturita muy graciosa con la digitación para las dos manos puesta por el propio autor.

 

Instrumental. James Rhodes

«Instrumental» es mucho más que una autobiografía. El libro entero constituye una mirada de esperanza a la vida, a la luz, pero sobre todo a la MÚSICA.

Sí, definitivamente la música cura, salva, resucita.

A pesar de la dureza de los primeros capítulos, el final/presente de la historia nos reconcilia con la belleza que hay (a veces un poco escondida) en el mundo.

Al principio de cada capítulo, Rhodes nos recomienda una obra y nos informa sobre datos de su compositor. Sólo por la pasión que pone al describirnos cada una de estas obras ya valdría la pena, porque, al menos a mí, me dieron muchas ganas de escuchar cada una de estas composiciones…

Está editado en Blackie Books.